miércoles, 28 de julio de 2010

Noveno Plan de la Nación

IX PLAN de la Nación Período de Gobierno 1994 – 1999
Elementos Principales
En 1994 asume un nuevo gobierno bajo el mando, por segunda vez, de Rafael Caldera y se diseña el Noveno Plan de la Nación, conocido como Un Proyecto de País. Este plan ofrecía a la sociedad venezolana la construcción de un proyecto de país basado en cinco líneas de acción, a saber: la inserción estratégica del país en el contexto internacional, la transformación del aparato productivo, el proyecto de solidaridad social, la transformación de la educación y el conocimiento y la reforma del estado. Estos lineamientos estarían acompañados de una estrategia macroeconómica para el desarrollo con equidad y una de ambiente y ordenamiento del territorio como sustento del nuevo modelo de desarrollo.
La Administración del Dr. Rafael Caldera, se planteó para el quinquenio 1995-1999 sentar las bases de un desarrollo sostenido en nuestro país. En esa dirección, este plan contempla tres acciones simultáneas: Promover el consenso para la construcción compartida de un proyecto societario para el país, llevar a cabo una serie de cambios estratégicos que consoliden los procesos de transformación hacia un desarrollo generador de mayor bienestar y mejorar, desde el corto plazo, las condiciones de vida de la población, elevando los niveles de empleo y la calidad de los servicios y reduciendo las desigualdades notorias que existen en nuestra sociedad.
El Programa de Estabilización y Recuperación Económica elaborado en el ejercicio fiscal de 1994 contenía como orientación de la política social propuesta, la elevación de la capacidad de organización de la sociedad civil destinada a su vez, a incrementar las capacidades de la población más desasistida para apropiarse del producto social. Esta visión estratégica, de nuevo centró la cuestión de la participación ciudadana en el ámbito de la asistencia económica y social bajo un llamado a la solidaridad; a la vez que sugería dentro de la optimización de los mecanismos de distribución del gasto público la implementación de la “planificación participativa” a través de organismos gubernamentales como el INCE, el Ministerio de la Familia, FUNDACOMUN y también la incorporación de las organizaciones no gubernamentales que paulatinamente ganaban espacios como un agente activo al menos en la formulación de las políticas públicas.
Entre las acciones más significativas contenidas en este documento previo al Noveno Plan de la Nación; deben mencionarse:
- El proyecto de alimentación y salud que comprendía entre otros a la beca alimentaria, el bono lácteo, el bono de cereales, la distribución de útiles y uniformes escolares y sobre todo los multihogares para la atención integral del niño, mediante la organización comunitaria; el Programa Alimentario Materno Infantil (PAMI) para la organización y acceso de las madres y menores a la salud y nutrición.
- La economía solidaria que contemplaba entre otras acciones, el programa de promoción de organizaciones mediante la asistencia técnica y la promoción por parte de ONG´s para el fortalecimiento y creación de organizaciones de la comunidad, orientadas a actividades productivas, mediante la gestión de CORPOINDUSTRIA.
- El impulso de actividades dirigidas al impulso y fortalecimiento de asociaciones de civiles dirigidas al desarrollo del abastecimiento y economía populares. El Noveno Plan de la Nación continuó la inclusión del tema de la participación social en sus diversos componentes. Al respecto, se deben mencionar sus contenidos temáticos referidos a los sectores social, educativo, ambiental e institucional.
Veamos:En materia social el Plan diseñado en 1995 bajo el paradigma de la solidaridad suponía que “la participación es la condición necesaria para la concreción de la libertad en el desarrollo del proyecto de país, ella implica el trabajo productivo creador y la apropiación del ámbito de la toma de decisiones para convivencia colectiva” Entre los objetivos propuestos destacó la organización, participación y gestión local vinculada a la descentralización y a un sector social específico como lo constituye la juventud. La organización y gestión de la sociedad civil fue percibida como una estrategia que atravesaba transversalmente todos los sectores del Noveno Plan. En síntesis, la participación fue estimada como principio, medio y fin de la política social.
Dentro de este marco destacaban los programas vinculados al desarrollo económico basado en las empresas, asociaciones, el apoyo a las denominadas formas asociativas de los trabajadores que incluían la flexibilización de la propiedad; y por otra parte, la ejecución de programas de formación y capacitación para el desarrollo de una economía solidaria.
En el sector educativo se planteó el fortalecimiento de la participación de las comunidades en la gestión de las agencias educacionales así como el carácter participativo de la educación oficial y privada. Muy ligado al punto inmediatamente anterior y en materia ambiental, se planteó el impulso de la educación ambiental para alcanzar un desarrollo sustentable; otorgándole, en este campo, un papel relevante a las organizaciones no gubernamentales de orden ambientalista.
Al implementarse la Agenda Venezuela estas ideas no se pudieron concretar porque al aplicar las recetas recomendadas por el Fondo Monetario Internacional lo que se implementó fue un duro programa de ajuste macroeconómico para intentar sanear a la economía y controlar el déficit fiscal,
En el aspecto político el Plan de 1995 consideró entre otras innovaciones:- La reforma del sistema electoral y de la Ley del Sufragio impulsando la uninominalidad y modificando los mecanismos de designación de los directivos del Consejo Supremo Electoral.
- La introducción de la figura del referendum en sus diferentes modalidades aprobatorio, revocatorio, abrogatorio y consultivo como una nueva forma de participación complementaria a la representación
- La creación de la figura del Primer Ministro; de libre nombramiento y remoción del Presidente de la República.
Cabe agregar, que la descentralización fue considerada como un medio estratégico, para lograr una participación de la sociedad civil en los asuntos públicos. Para finalizar, el Noveno Plan proponía que: “el Estado venezolano tendrá que abandonar la actitud paternalista y asistencialista que ha tenido en los últimos años, creando canales de participación para que los ciudadanos asuman un rol protagónico en la solución de sus problemas, asumiendo un papel más activo como sujetos de desarrollo”. (Cordiplan, Noveno Plan de la Nación)
El gobierno del presidente Caldera se dividió en dos partes. En los primeros años, su gobierno fue de corte "populista", en donde se volvieron a establecer controles de precios y no se subió el precio de la gasolina, que estaba alcanzando unos niveles tan bajos que la hacían una de las más baratas del mundo, llegándose a vender bajo su precio de costo más transporte, es decir con pérdidas.
Ante el deterioro de la economía del país, a mitad del período se produjo un cambio radical, cuando el nuevo ministro de planificación, Teodoro Petkoff, un antiguo guerrillero de izquierda en la década del 60 y militante del MAS, introdujo una nueva política económica, conocida como la "Agenda Venezuela".
Por último, la Agenda Venezuela constituyó un nuevo documento técnico que esbozó los principales lineamientos de acción de este período gubernamental. Cabe destacar la concreción de la participación de la sociedad organizada y de las comunidades en la ejecución de varios programas sociales que incluía dicha agenda.
El IX PLAN ofreció a la sociedad venezolana un planteamiento para la construcción de ese consenso alrededor de 5 líneas de acción.
1. La inserción estratégica del país en el contexto internacional dándole un papel de relevancia en el marco mundial, afirmando nuestra autonomía, aprovechando las oportunidades que ofrece la globalización y orientando estratégicamente la política nacional en beneficio del desarrollo.
2. La transformación del aparato productivo para adecuarlo a las nuevas exigencias y constituirlo en instrumento para un desarrollo sostenido basado en mejoras crecientes de productividad y competitividad, garantizando a su vez la equidad al colocar lo social como centro de la política económica.
3. El proyecto de solidaridad social, concebido como una vía para mejorar la calidad de vida, como una palanca para generar transformaciones profundas en la participación de la sociedad civil en la solución de los problemas que le atañen y como instrumento para promover formas innovadoras de inserción económica y social por parte de la población más desfavorecida.
4. La transformación de la educación y del conocimiento; cambio profundo de los sistemas de enseñanza, en todos sus niveles de formación y capacitación, que preparen a todos los venezolanos para acometer la transformación económica y social del país y que le garanticen el acceso al instrumento más valioso que existe para el desarrollo individual y el disfrute de los bienes de la cultura.
5. La reforma del Estado, para establecer una nueva relación entre él y la gente, para adecuarlo a sus funciones esenciales como expresión de la sociedad civil y para dotarlo de la eficiencia necesaria para dar respuesta a las exigencias del desarrollo.
Sin embargo, la amplitud y profundidad de la crisis económica y social obliga a introducir giros que eviten el colapso de la administración. En este marco, el gobierno presenta al país un programa de ajuste neoliberal llamado Agenda Venezuela cuyo propósito era corregir los grandes desajustes macroeconómicos provocados, entre otras cosas, por el control de cambio, el control de precios y el déficit fiscal.
Elaborado por la Oficina Central de Coordinación y Planificación de la Presidencia de la República (CORDIPLAN), la Agenda Venezuela es el instrumento orientado a establecer las acciones del Ejecutivo Nacional en los diferentes planos en los que se aplican las políticas públicas para efectos de: *Generar una nueva estrategia en la que el propio funcionamiento del aparato productivo deba generar una mayor equidad fundamentada en la calidad de vida y solidaridad social.
La estrategia planteada se centra en la transformación competitiva del país, en el marco del desarrollo sustentable y equitativo, asignando una importancia fundamental al ordenamiento territorial y la conservación del ambiente, destacando, que el principio de apoyo a la competitividad exige optimizar el juego de economías y deseconomías de aglomeración dentro del sistema urbano. Durante el periodo 1993-1998 el gobierno estableció sus cursos de acción gubernamental dentro de las recetas antes mencionadas, aunque dando un mayor énfasis al aspecto social, habida cuenta de las terribles consecuencias que se generaron en el periodo de gobierno anterior; de esta forma es diseñado el denominado IX Plan de la Nación como instrumento rector del proceso de desarrollo del país.
De igual forma en este periodo surge casi simultáneamente la llamada Agenda Venezuela: Lineamientos para un Programa de Estabilización y Cambio Estructural orientado hacia el Crecimiento y la Solidaridad. Este documento como reza en su introducción “... es la síntesis de un conjunto de acciones sincronizadas en el tiempo, dentro de las posibilidades que permiten la realidad política, y cuyo efecto final será presentar un país con un rostro distinto, e impulsado hacia el futuro, apoyado en un crecimiento autosostenido con bajos niveles de inflación...”
Para entender en toda su dimensión el propósito de la Agenda Venezuela debemos señalar cuáles fueron los pilares fundamentales sobre los que se sustentó la misma:
• En primer lugar, y por su destacada ubicación debe acentuarse como elemento distintivo de la Agenda, el énfasis en lo social, principio integrador del conjunto de medidas en ellas previstas, inspirado en una orientación de equidad y justicia social.
• Un programa fiscal, monetario y cambiario que tiene por objetivo una reducción drástica del proceso inflacionario en el corto plazo.
• Un conjunto de políticas de oferta con efectos en el corto plazo, las cuales son fundamentales en el contexto de la estrategia de estabilización y que complementan los ajustes de demanda agregada. Adicionalmente, en el mediano plazo, se aplicarían políticas de oferta que crearían condiciones favorables para el crecimiento auto sustentable de la economía.
• La ejecución de una estrategia de negociación con los organismos multilaterales, con el objetivo de obtener recursos financieros en montos y condiciones adecuadas, para acometer el desarrollo de un conjunto de reformas estructurales, financiar programas sociales y fortalecer la posición de las reservas internacionales.
Pero lo que se consiguió con la Agenda Venezuela fue la aplicación de las recetas recomendadas por el Fondo Monetario Internacional, y como única forma de que el gobierno de Caldera recibiera préstamos de dicha institución. El nombre que se le dio es meramente una adaptación a la idiosincrasia de la población del país, el paquete impulso la implementación de un duro programa de ajuste macroeconómico para intentar sanear a la economía y controlar el déficit fiscal, consistía básicamente, en liberalizar la economía, los precios y el empleo, además de privatizar empresas publica, pero se consiguió infructuosos resultados; estas medidas económicas en general afectaron negativamente a los trabajadores, a las clases pobres y empobreció a la clase media. Sus principales objetivos fueron:
· Control del déficit fiscal
· Liberación del precio de los carburantes
· Liberación de las tarifas de los servicios públicos
· Reducción de la tasa de inflación y establecimiento del IVA, con excepción de alimentos, medicinas y libros
· Aumento de las reservas internacionales
· Privatización de empresas no prioritarias, tales como hoteles y centrales azucareros
· Liberación del tipo de cambio, con la subsecuente devaluación del bolívar
· Apertura petrolera (retorno a las asociaciones petroleras en el sector gasífero y traspaso de actividades conexas al sector privado)
· Disminución de la deuda externa
· Reforma del régimen de prestaciones sociales, para establecer el pago anual de beneficios en lugar del pago al final de la relación laboral (Creación de los sub-sistemas de prestaciones en vivienda y turismo para los trabajadores)
· Creación de un fondo para la protección de los usuarios del sistema bancario (FOGADE).
· Mayor eficacia en la aplicación de los programas sociales (subsidios al transporte público y familiar y el programa alimentario)

El proyecto político "bolivariano", comenzó a materializarse, como es sabido, primero en la Constitución de 1999 y luego en el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2001-2007 y otras leyes y normativas. Habiéndose intentado desarrollar en los lapsos previos un proyecto político de orientación y de intereses cercanos al neoliberalismo y a factores de poder hegemónicos en el mundo, este cambio generó una reacción de aguda conflictividad política. Improvisaciones, torpezas y tendencias autoritarias del gobierno de Chávez entre 1999 y 2001 se combinaron para añadir más leña a este fuego.
Sostenemos que la sociedad venezolana viene labrando, desde la masacre de El Amparo en 1988 y el Caracazo de 1989, un proceso social y político, en parte reactivo y en parte orgánico, que reivindica la necesidad de un cambio profundo por una mayor justicia e inclusión social a través de la profundización de la democracia. Ese anhelo era anterior al proceso sociopolítico que llevó al poder en 1998 a Chávez y la alianza de fuerzas que entonces lo apoyaba.

PLAN DE DESARROLLO ECONÓMICO Y SOCIAL DE LA NACIÓN 2001 – 2007
En el año 1999, asume la Presidencia de la República, Hugo Chávez y el Ministerio de Planificación y Desarrollo, presenta las Líneas Generales del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2001 – 2007. En el mismo se asume que la superación de la crisis estructural de Venezuela requiere profundos cambios y, que por ello la visión del desarrollo presente en el plan es de largo plazo.
Asimismo, en las líneas se establece que para alcanzar el desarrollo se deben lograr los siguientes equilibrios: Político, Económico, Social, Territorial e Internacional. Este último, “descansará en la reafirmación de la vocación integracionista del país, por lo que se confirma la necesidad de relaciones internacionales equitativas y mutuamente respetuosas, que intensifiquen los procesos de cooperación e inserción de Venezuela en todo el ámbito mundial, enfatizando la integración de las naciones latinoamericanas y caribeñas.
En este sentido, se promoverá la consolidación e instrumentación de una identidad común entre los latinoamericanos, se impulsará el concepto de una política de seguridad y defensa común latinoamericana, se impulsará el ingreso de Venezuela al MERCOSUR como miembro asociado y, la asociación entre MERCOSUR y CAN. Asimismo, las negociaciones para la conformación del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) estarán supeditadas a la conclusión de los acuerdos latinoamericanos.
En términos generales se presenta una visión de la integración regional que sobrepasa lo económico y, enfatiza en el ámbito político y social del proceso. Además, se considera el proceso como parte de la estrategia de desarrollo nacional.
Resalta el impulso que ha tenido la integración latinoamericana en estos últimos años, a través del avance de las negociaciones que se han realizado a nivel político, con el propósito de profundizar el proceso.
Estas negociaciones han contribuido a adelantar los trámites necesarios para el establecimiento de un área de libre comercio entre los dos principales bloques regionales, como son la CAN y el MERCOSUR, y a la incorporación de Venezuela como miembro asociado de MERCOSUR desde el mes de julio del año 2004.
En todos estos avances es innegable el papel que ha tenido Venezuela, en el marco de su estrategia de desarrollo, al momento de impulsar las negociaciones mencionadas. No obstante, se han presentado algunas contradicciones entre lo expuesto en el plan y lo que efectivamente se ha ejecutado, es así como a principios del período presidencial, el gobierno venezolano realizó fuertes críticas a la CAN e incumplió en varias oportunidades la normativa andina.
Sin embargo, se considera que existe una mayor perspectiva integracionista en Venezuela y pareciera que se ha creado la necesidad de profundizar y avanzar en el proceso en áreas políticas, sociales y de participación de la sociedad, como alternativa viable ante la conformación del ALCA, ya que frente a esta posibilidad, los países tendrán un mayor poder negociador en la medida en que presenten propuestas en bloque y no de forma aislada.
Entonces el Plan se organiza en cinco dimensiones en las cuales hay que establecer equilibrios para enfrentar y corregir los desequilibrios.
Para resumir en forma sintética los contenidos y objetivos fundamentales expresados en el plan, todos los cinco equilibrios se fundamentan en la participación protagónica de todo el Pueblo Venezolano sin discriminación alguna Se persigue la maximización del bienestar colectivo, expresado en ampliación de la democracia, mayor, seguridad social, crecientes fuentes de trabajo, alto valor agregado Nacional, mejor nivel de vida de la población y mayor soberanía del País. En el plan se contempla la protección y promoción de la economía social como una estrategia para la democratización del mercado y del capital. Se pretende crear un nuevo modelo de desarrollo, diversificado y sustentable por su eficacia y eficiencia para generalizar a la población beneficios con equidad, e incluyente en la atención de las necesidades de la población.
Desde una perspectiva de la planificación estratégica, el plan está centrado en el consenso como base de la legitimidad del Estado y en la participación corresponsable de todos los ciudadanos de todos los Sectores, expresándose en la desconcentración y descentralización de la toma de decisiones en toda la nación y todo el territorio.
Los objetivos fundamentales de cada uno de los cinco equilibrios que constituyen el plan se presentan resumidamente en la caja Nº 1.

Caja Nº 1. Resumen de los equilibrios que constituyen el plan de la Nación 2001-2007
El equilibrio económico:

· Estará basado en crecimiento económico autosustentable, con diversificación productiva y competitividad internacional.
· Eliminará la dualidad de la dinámica petrolera y el resto de la economía interna

El equilibrio social:
· Dirigido a alcanzar y profundizar el desarrollo humano, mediante la ampliación de las opciones de las personas, con mayores y mejores oportunidades efectivas de educación, salud, empleo, ingresos, organización social y seguridad ciudadana.
· Orientado a superar las profundas desigualdades sociales que predominan en el País
· Permitirá mayor legitimidad y ampliación de la democracia y mayor eficiencia económica, extendiendo a la democracia a la esfera del mercado y la economía

El equilibrio político:
· Requiere la participación corresponsable de los ciudadanos.
· Los objetivos básicos son: consolidar la estabilidad social, desarrollar el nuevo marco jurídico
· institucional y contribuir al establecimiento de la democracia participativa y protagónica.

El equilibrio territorial:
· Promoverá modificaciones del patrón de poblamiento, producción, inversión, distribución y recaudación, cual se estima viable a mediano y a largo plazo.
· Es de importancia estratégica para la Sociedad y el Estado.
· Incorpora una dimensión ambiental al desarrollo.

El equilibrio internacional:
· Especialmente promoverá la integración latinoamericana y caribeña, avanzando hacia una comunidad de naciones, defendiendo los intereses económicos, sociales, culturales, políticos y ambientales de la Región.
Fuente: Elaboración propia a partir de www.mpd.gov.ve



Aspectos
IX Plan de la Nación
I Plan Socialista
Económicos
· La transformación del aparato productivo.
· Los programas vinculados al desarrollo económico basado en las empresas, asociaciones, el apoyo a las denominadas formas asociativas de los trabajadores que incluían la flexibilización de la propiedad; y por otra parte, la ejecución de programas de formación y capacitación para el desarrollo de una economía solidaria.
· Estará basado en crecimiento económico autosustentable, con diversificación productiva y competitividad internacional.
· Eliminará la dualidad de la dinámica petrolera y el resto de la economía interna



Observamos que se planificó la transformación del aparato productivo, buscando que en los programas vinculados se incorporaran formas asociativas de los trabajadores a la vez que se capacitaban con miras a lograr una economía solidaria. Se decía que era para incrementar las capacidades de la población más desasistida para apropiarse del producto social. Se esperaba que la sociedad civil se organizara y participara en la optimización de los mecanismos de distribución del gasto público, la implementa-ción de la “planificación participa-tiva” a través de organismos gubernamentales y también en la incorporación de las organizacio-nes no gubernamentales que paulatinamente ganaban espacios como un agente activo al menos en la formulación de las políticas públicas.
Para luego aplicar la Agenda Venezuela que afectó negativa-mente a los trabajadores, a las clases pobres y empobreció a la clase media






Observamos que se buscaba el crecimiento económico implementando la diversidad productiva con competiti-vidad internacional, incluye la participación ciudadana en todos los ámbitos






Semejanzas entre los dos planes es que buscaban incrementar la economía interna, transformando el aparato productivo, inclu-yendo la participación ciudadana, su preparación para el logro exitoso de esta acción y su organización para participar de las actividades gubernamentales hasta en la formulación de políticas públicas.

La diversidad productiva no se logró.

Diferencias: En el noveno plan no se logró la participación ciudadana como se estimaba y en el primero socialista si se logró.

Social
· Promover el consenso para la construcción compartida de un proyecto societario para el país, llevar a cabo una serie de cambios estratégicos que consoliden los procesos de transformación hacia un desarrollo generador de mayor bienestar y mejorar, desde el corto plazo, las condiciones de vida de la población, elevando los niveles de empleo y la calidad de los servicios y reduciendo las desigualdades notorias que existen en nuestra sociedad.
· El proyecto de solidaridad social, la transformación de la educación y el conocimiento.
· La elevación de la capacidad de organización de la sociedad civil destinada a su vez, a incrementar las capacidades de la población más desasistida para apropiarse del producto social.
· Participación ciudadana en el ámbito de la asistencia económica y social bajo un llamado a la solidaridad.
· La participación fue estimada como principio, medio y fin de la política social. Implica el trabajo productivo creador y la apropiación del ámbito de la toma de decisiones para convivencia colectiva
· Dirigido a alcanzar y profundizar el desarrollo humano, mediante la ampliación de las opciones de las personas, con mayores y mejores oportunidades efectivas de educación, salud, empleo, ingresos, organización social y seguridad ciudadana.
· Orientado a superar las profundas desigualdades sociales que predominan en el País
· Permitirá mayor legitimidad y ampliación de la democracia y mayor eficiencia económica, extendiendo a la democracia a la esfera del mercado y la economía


Semejanzas
Los dos planes están enfocados a lograr la participación ciudadana, elevar su capacidad de ingresos a través de la formación y capacitación, disminuir o eliminar las desigualdades entre los miembros de la sociedad venezolana; mejorar la calidad de vida del venezolano.
Considero que reducir las desigualdades sociales es una actividad que no ha podido consolidarse.

Diferencias: en el noveno plan no se logró la participación ciudadana ni su formación y capacitación, en el primero socialista la participación ciudadana es una realidad en muchos ámbitos y se ha hecho mucho esfuerzo con miras a la formación de los venezolanos, sobre todos hacia los excluidos.
Político
· La inserción estratégica del país en el contexto internacional.
· La reforma del estado.
· La optimización de los mecanismos de distribución del gasto público la implementación de la “planificación participativa” a través de organismos gubernamentales.
· La incorporación de las orga-nizaciones no gubernamentales que paulatinamente ganaban espacios como un agente activo al menos en la formulación de las políticas públicas.
· La reforma del sistema electoral y de la Ley del Sufragio impulsando la uninominalidad y modificando los mecanismos de designación de los directivos del Consejo Supremo Electoral.
· La introducción de la figura del referendum en sus diferentes modalidades aprobatorio, revo-catorio, abrogatorio y consultivo como una nueva forma de participación complementaria a la representación.
· La creación de la figura del Primer Ministro; de libre nombramiento y remoción del Presidente de la República.
· La descentralización fue considerada como un medio estratégico, para lograr una participación de la sociedad civil en los asuntos públicos
· Requiere la participación corresponsable de los ciudadanos.
· Los objetivos básicos son: consolidar la estabilidad social, desarrollar el nuevo marco jurídico
· Institucional y contribuir al establecimiento de la democracia participativa y protagónica.
· Promoverá modificaciones del patrón de poblamiento, producción, inversión, distribución y recaudación, cual se estima viable a mediano y a largo plazo.
· El equilibrio territorial es de importancia estratégica para la Sociedad y el Estado.
· Incorpora una dimensión ambiental al desarrollo.
· Especialmente promoverá la integración latinoamericana y caribeña, avanzando hacia una comunidad de naciones, defendiendo los intereses económicos, sociales, culturales, políticos y ambientales de la Región.

Semejanzas: la participación ciudadana corresponsable, incorporada hacia las actividades de gobierno, como agente activo en la formulación de políticas públicas
Diferencias: en el noveno plan se tenía como estrategia para lograr la participación ciuda-dana la descentralización, en el primero socialista la centralización
Bibliografía
2da Presidencia de Rafael Caldera desde 1993 http://www.gestiopolis.com
http://www.infowarehouse.com.ve
DEMOCRACIA VENEZOLANA 1959-1999. Análisis del Periodo Constitucional de Rafael Caldera 1994-1999 (II)
Elementos Principales del IX PLAN de la Nación. Período de Gobierno 1994 -1999
Espinoza, Maryelin. NOVENO PLAN DE LA NACIÓN 1995-1999. Ensayos http://www.buenastareas.com
González Marregot, Miguel. VENEZUELA: LOS PLANES DE LA NACIÓN Y LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA, ANTECEDENTES. http://ciudadanolibre.blogspot.com

Di Mare L., María Fabiola. El Plan Nacional “Simón Bolívar” y el Desafío Educativo. Mundo Universitario, Nº 33, 20-23, 2010

Díaz, Benito. La universidad y el plan de la Nación 2001- 2007
IX Plan de la Nación. http://www.mpd.gob.ve
Guerra, Alexis J.y Ponce de Moreno, Beatriz 1989 - 1999 ¿LA DÉCADA GANADA? SECCIÓN III. http://isis.faces.ula.veGuerra, Alexis J.y Ponce de Moreno, Beatriz. El Modelo Neoliberal en Venezuela. Segundo Momento. (1993-1998). Agenda Venezuela y IX Plan de la Nación.
APUNTES: EL X PLAN DE LA NACIÓN Y LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA. domingo, julio 13, 2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada